Actualidad Salud

¿Puede la pérdida auditiva estar relacionada con la demencia, depresión y otras patologías en la tercera edad?

Chequeos auditivos y un oportuno uso de audífonos pueden ayudar a prevenir estas problemáticas.

La pérdida auditiva es más frecuente en las personas de la tercera edad, debido al envejecimiento natural del sistema auditivo. De hecho, se estima que una de cada 3 personas mayores de 65 años tiene algún tipo de problema auditivo. Lamentablemente, muchas investigaciones médicas internacionales confirman que la pérdida auditiva no tratada puede relacionarse con la aparición de ciertas condiciones crónicas, particularmente, con el deterioro cognitivo, diabetes y otras patologías.

La hipoacusia se puede asociar con un aumento de más del triple en la probabilidad de desarrollar algún tipo de demencia, mientras que 3 de cada 4 pacientes con déficit cognitivo también tienen problemas auditivos. Por otro lado, según estudios científicos, la diabetes duplica el riesgo de desarrollar problemas auditivos y se estima que el 45% de las personas que sufren de diabetes, también sufren de pérdida auditiva, frente al 20% de los no diabéticos.

Al respecto, Luciano García, fonoaudiólogo de GAES Chile, comenta: “Las causas de esta relación aún no están claras, pero hay diversas teorías. La primera, se refiere a que el cerebro es como un músculo que necesita ser usado para funcionar bien y al disminuir la audición, trabaja menos. Hay estudios que demuestran que los cerebros de las personas con pérdida auditiva se encogen o atrofian, más rápidamente que los cerebros de las personas con audición normal. Otra teoría, señala que el esfuerzo por descifrar sonidos puede cansar en exceso los cerebros de las personas con pérdida de audición, lo que los vuelve más vulnerables a la demencia. Y, por último, hay quienes señalan que el aislamiento social que produce la pérdida de la audición es un factor de riesgo para la demencia y la depresión.”

¿Qué hacer para evitar estos problemas?

Numerosos estudios demuestran que los audífonos ayudan a conservar la independencia, capacidades mentales, salud física y emocional, y vida laboral, doméstica y social de una persona con pérdida auditiva. El problema es que del total de personas que podrían beneficiarse con el uso de un audífono, sólo el 17% usa uno, y esa brecha es alta en todas partes del mundo, ya que oscila entre el 77% y el 83% en todas las regiones de la OMS, y entre el 74% al 90% en todos los niveles de ingresos.

García remarca la necesidad de la identificación y el tratamiento tempranos de una posible pérdida auditiva como forma de ayudar a minimizar los riesgos futuros. “En GAES Chile es posible realizarse chequeos auditivos gratuitos”, comenta.

 

GAES, UNA MARCA AMPLIFON

Desde la integración de GAES Centros auditivos (España y Latinoamérica) con Amplifon (Italia, Milán) somos la empresa líder en soluciones auditivas con 70 años en el mercado en 29 países a nivel mundial. Desde 1950, nos esforzamos por entender las necesidades únicas de cada usuario, ofreciéndoles las soluciones más eficientes y una experiencia única. A GAES, una marca de AMPLIFON, la definen la innovación, el servicio al cliente y la atención personalizada, empoderando a miles de personas a cambiar su vida redescubriendo todas las emociones de los sonidos. En Chile somos distribuidores exclusivos de audífonos Signia, implantes auditivos Oticon Medical y equipos de exploración auditiva Interacoustic, además contamos con una extensa red de 31 Centros Auditivos ubicados desde Iquique hasta Puerto Montt.

Comentarios

Donaciones