Noticias

¿Cómo prepararse para próximas disrupciones en las cadenas de abastecimiento ?

La cuarentena a causa del coronavirus ha resultado bastante más grande que un aislamiento. Ha estancado empresas y comercios, afectado a las cadenas de suministro y paralizado el trabajo de muchos. Para asegurar el éxito de una compañía se hace vital invertir en tecnología logística y así minimizar los riesgos.

Las restricciones sociales han sido implementadas para disminuir el margen de contagio del virus, sin embargo, el mercado se ha visto afectado negativamente a nivel mundial.

La logística post-Covid

La pandemia del Covid-19 trajo consigo nuevos retos a asumir. Por ejemplo, el hecho de que los consumidores han modificado sus patrones de compra. Ciertos productos han incrementado notablemente su demanda, en miras de garantizar el consumo y servicios básicos, así como todo lo referente a la prevención.

Del mismo modo, el uso del delivery ha aumentado significativamente, con la intención de evitar el contacto con otras personas. Por otro lado, Las empresas han disminuido sus ventas a la espera de un próximo crecimiento de la demanda de sus productos, muchas de las supply chains (cadenas de suministro) se han visto forzadas a detenerse y en variados casos las transacciones, proyectos y negocios en proceso han sido suspendidos.

Todos estos cambios mencionados, nos afirman la necesaria aparición de una transformación digital en logística, en orden de responder acertadamente ante la crisis.

Es así que para contrarrestar el golpe empresarial se sugieren medidas como:

 

-Creación de planes de contingencia, teniendo en cuenta posibles escenarios, tanto positivos como negativos, a lo largo de toda la cadena de suministro.

-Considerar un plan de negocios continuo con los respectivos proveedores.

-Diversificar la cadena logística (supply chain)  en búsqueda de protegerse en contra de la escasez.

-Hacer un balance entre la capacidad de recuperación y la flexibilidad de los recursos, respecto a los costos.

-Aprovechar la oportunidad para brindar productos específicos, únicos y personalizados.

-Reducir promociones y crear un stock de productos prioritarios, en relación al consumo masivo de los mismos.

-Evitar el incremento de precios a causa de las altas demandas, ya que puede deteriorar la relación con los clientes.

-Crear estrategias para controlar la demanda de los productos.

-Considerar nuevas métricas, de modo que se puedan estimar futuras demandas.

-Crear un ambiente de trabajo seguro tanto para empleados como para compradores.

-Adaptación de nuevas tecnologías digitales como Omnix que es un sistema de gestión de inventario en tiempo real que permite asegurar el stock, disminuir el inventario y asegurar la cadena de distribución y que además puede sortear u orquestar imprevistos como falta de personal, abastecimiento y distribución de mercancía.

Ello permite que las empresas que adoptan la transformación digital en logística, también se vean beneficiadas por procedimientos automatizados que incrementan la productividad y permita dar respuesta para mejorar múltiples procesos a lo largo de toda la operación de compra-venta, así como de la amplitud de los movimientos previos y posteriores.

El mundo tras  el virus Covid-19 no volverá a ser cómo antes y ha sacado a la luz varias debilidades como la del supply chain, a la que se le debe hacer frente para no morir.

Comentarios


Donaciones