Inmobiliaria

ALTERNATIVAS PARA FINANCIAR EL DEPARTAMENTO QUE TIENES EN MENTE

  • Comprar departamento en proyectos inmobiliarios de calidad es posible gracias a las diferentes alternativas de financiamiento que hay en el país.

En el país existe una excelente oferta de proyectos inmobiliarios. De hecho, las proyecciones de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), señalan que en este año la inversión en construcción de viviendas crecerá un 4,6% lo que incrementará el stock de unidades residenciales. A este dato se suma la favorable situación económica del país que acerca las cifras de la demanda de compra inmobiliaria a las del año 2015, que tuvo un récord de ventas histórico a nivel metropolitano. Según el análisis de inmobiliaria Exxacon, esto permite que la plusvalía de las propiedades siga aumentando.

Sin embargo, ya que resulta difícil contar con el monto total de la vivienda en efectivo, la mejor opción es recurrir a algún tipo de financiamiento. Nicole Solé, gerente general de inmobiliaria Exxacon, explica cuáles son las alternativas.

Crédito hipotecario: Es la alternativa más popular. Según cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras señalan que solo entre enero y octubre de 2018, el número de operaciones crediticias para financiar la compra de viviendas llegó a 89.487, y los montos otorgados por este concepto alcanzaron los 8.581 millones de dólares.

Para acceder a esta solución se tiene, entre otras cosas, que ser sujeto de crédito, demostrar capacidad de pago, ingresos superiores a aproximadamente 4 dividendos y generalmente, contar con el 10 o 20% del valor total del departamento.

Financiación de cuota inicial en departamentos en verde o en blanco: Los proyectos inmobiliarios en blanco son aquellos que se encuentran sobre planos, mientras que las casas o departamentos en verde son los que ya iniciaron la construcción. En cualquiera de las dos opciones, el comprador puede financiar con la inmobiliaria o constructora el pago del pie inicial durante el mismo tiempo que falte para finalizar el proyecto.Esta es una muy buena alternativa para reunir la cuota inicial de la propiedad que exige el banco para otorgar el crédito hipotecario.

Leasing habitacional: Consiste en que el banco o entidad financiera compre el departamento y lo arriende al interesado mediante un contrato con promesa de venta. Al finalizar el contrato, el arrendatario decide si compra la propiedad o la devuelve. En pocas palabras, esta opción le permite al comprador convertir su arriendo en cuotas para la compra de su vivienda.

Subsidios habitacionales: Son beneficios económicos que aporta el Estado a familias de sectores vulnerables y medios para la compra de una vivienda nueva o usada. Además, existe un apoyo para la construcción en terreno en propiedad del beneficiario. Aunque los requisitos varían de un programa a otro, el postulante siempre tendrá que ser mayor de edad, no haber recibido subsidio anteriormente (ni su cónyuge o pareja) ni ser propietario de una vivienda. Es importante sacar una libreta de ahorro para vivienda en un banco, inscribirla en el SERVIU y comenzar a ahorrar, ya que el Estado exige un monto mínimo para poder acceder al beneficio.

Ahorro: Es una buena opción para aquellas personas con capacidad de ahorro que reúnan el pie que exige el banco para otorgar el crédito hipotecario o el Estado para entregar el subsidio.

Hipoteca: Las personas que cuentan con una vivienda propia, libre de embargos y deudas, pueden hipotecarla y usar el dinero que les presten para la compra de su segundo departamento.