Mujeres

DASH: LA DIETA QUE REDUCE LA HIPERTENSIÓN

  • Según la última encuesta nacional de salud, más de tres millones de personas en Chile desarrollan hipertensión. Sin embargo, el porcentaje de personas que no se trata la enfermedad es mucho más preocupante.

 

Según la organización mundial de la salud (OMS) ignorar la hipertensión tiene una serie de consecuencias sobre todo para el corazón y vasos sanguíneos de órganos importantes como el cerebro y riñones.

A través de la última encuesta nacional de Salud, un 27% de los chilenos tendría Hipertensión arterial y la mitad de ellos lo desconocería. Esta enfermedad es muchas veces es silenciosa, pero también genera síntomas como cefalea, tinitus, mareos e incluso crisis hipertensivas que permiten hacer el diagnóstico y va deteriorando progresivamente la calidad de las arterias, corazón, con un riesgo significativamente mayor de hacer insuficiencia cardiaca, infartos agudos al corazón, accidentes vasculares cerebrales, entre otros eventos cardiovasculares.

Aranzazu Jugo, nutrióloga de Centro Benefit Nutrición menciona que dentro de sus factores de riesgo se encuentran la obesidad y el sedentarismo por lo que cambios en la alimentación y nivel de actividad física son herramientas tanto de prevención como un importante pilar de tratamiento para su manejo.

Es por ello, que la dieta DASH (estrategias dietéticas para detener la hipertensión) es ampliamente reconocida porque es baja en sodio (sal) y rica en nutrientes, pues ayuda a bajar la presión arterial, el colesterol y otras grasas en la sangre. Asimismo, contribuye a la reducción del riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Según la especialista Aranzazu Jugo de Benefit Nutrición, lo que plantea la dieta es lo siguiente:

  • Reducir el sodio (1500-2300 mg día): Para esto es importante evitar productos envasados o muy procesados, cocinar con poca sal y agregar porciones controladas de ésta a los platos.
  • Alto consumo de fibra: A través de un mayor consumo de verduras, frutas, cereales y granos de buena calidad como quinoa, arroz integral, pan integral, legumbres.
  • Mayor consumo de potasio, magnesio y calcio: A través del consumo diario de 5 porciones de verduras y frutas además de frutos secos y semillas unas 3-4 veces a la semana.
  • Reducción de grasas saturadas usando lácteos descremados (2 al día)
  • Bajar al mínimo grasas de carnes animales.

 

Se ha comprobado que una vez que las personas con hipertensión comienzan la dieta disminuyen el porcentaje de la presión arterial. Sin embargo, es importante que junto con realizar la dieta generar hábitos de ejercicio físico a diario. De la misma forma la ingesta de agua en dosis moderadas también facilita que el cuerpo elimine sodio.

Comentarios

Donaciones

Cybermonday 2022