Noticias

Presentan diagnóstico de la inclusión laboral de personas con discapacidad

El Informe tiene como finalidad aproximarse a la realidad que enfrentan las personas con discapacidad al incorporarse al mercado laboral, identificando las principales barreras para la inclusión laboral de personas con discapacidad.

Este miércoles 26 de agosto, a través de un webinar, Pacto Productividad Chile realizó la presentación oficial de su informe “Un acercamiento al panorama actual de la inclusión laboral en la Región Metropolitana Chile”. La actividad contó con las palabras de bienvenida de la representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Chile, Yolanda Martínez, de la presidenta de Fundación Descúbreme, Catalina Saieh y de Denisse Madrid Seremi del Trabajo y Previsión Social de la Región Metropolitana.

La falta de articulación entre los actores sociales que componen el ecosistema de la inclusión laboral en el país es uno de los principales hallazgos del Informe desarrollado por el Programa Pacto de Productividad Chile. Ingrid Rojas, gerente de la iniciativa explicó que buscamos “implementar un Modelo colaborativo de inclusión laboral para promover la participación de personas con discapacidad en el mercado laboral. Para ello, trabajamos de manera articulada con los principales actores públicos y privados, considerando el camino recorrido y generando un modelo participativo, socializado y consensuado por todos los sectores”.

Al respecto Yolanda Martínez, representante en Chile del BID, explicó que “no hay mejor política pública que aquella que se hace de manera abierta y colaborativa con una base muy sólida de indicadores de lo que se quiere lograr. Pacto de Productividad Chile es un buen ejemplo. Como BID buscamos mejorar la calidad de vida de las personas de Latinoamérica y el Caribe y lo hacemos de distintas maneras, el financiamiento es uno de ellos, pero la verdadera magia sucede cuando estamos en un espacio como este, con instancias de gobierno y de sociedad civil. Lo que se genere desde este diagnóstico deberá ser siempre una mejora”.

El director regional de SENADIS Metropolitano, Francisco Subercaseaux, destacó que “en Chile contamos con 3300 organizaciones de personas con discapacidad, sabemos que las necesidades son diversas porque también lo son los tipos de discapacidad y porque hay factores territoriales, políticos, legales y administrativos que influyen. Lo positivo es que contamos con la Ley de Inclusión Laboral, que tiene buena aceptación, pero requiere ajustes y tiempo para su implementación por parte de las empresas”

Por su parte, la presidenta de Fundación Descúbreme, Catalina Saieh, destacó que “este Programa convoca a toda la sociedad y al mundo del trabajo, para co-crear y reconocer un modelo común y una forma de trabajar con las personas con discapacidad que puede ser aplicado por todos. Pacto nos ofrece una hoja de ruta y también es una invitación a compartir el conocimiento que hay el mundo y lo que hemos creado, para de esa manera perder los miedos y derribar las barreras que han existido hasta ahora”.

Barreras para una educación inclusiva

De acuerdo con los hallazgos del informe, las personas con discapacidad presentan importantes brechas desde la educación inicial a la formación para el trabajo. “Esto se traduce en que gran parte de este colectivo ha sido excluido del sistema educativo regular en todos sus niveles. Muchos no cuentan con enseñanza media, lo que limita sus opciones de empleo”, explicó Rojas.

Según el informe, a los diferentes actores sociales les preocupa la falta de acceso a la educación superior por parte de este grupo social lo que les impide optar a cargos mejor remunerados y con mayor proyección de carrera. “Hay organizaciones que ofrecen programas de capacitación en oficios, sin embargo, éstos no siempre se imparten en sus áreas de interés o no les permiten acceder a ingresos que mejoren su calidad de vida”, agregó Rojas.

Asimismo, los actores sociales identificaron que las personas con discapacidad no han adquirido ciertas competencias para permanecer en un puesto de trabajo. “Por lo general, les faltan habilidades sociales, desarrollo de hábitos y rutinas requeridas en un contexto laboral, un área que sin duda hay que fortalecer”, señaló la ejecutiva.

Un elemento que se destaca en el informe son los miedos y prejuicios que poseen los empleadores en torno a la productividad y desempeño laboral de las personas con discapacidad. Específicamente, el temor a que estos trabajadores se accidenten. Esto produce prácticas que los discriminan en los lugares de trabajo, las que incluyen miradas despectivas y la negación a explicar tareas laborales o a considerar sus opiniones.

Cabe destacar que, según la Dirección del Trabajo, a febrero de 2020 se habían contratado 22.906 personas con discapacidad, de éstas 19.303 contaban con relación laboral vigente. En cuanto a la actividad que desempeñaban, el 15,4% corresponde a asistentes, asesor, coordinador o encargado; un 14,7% a auxiliares de aseo, de cocina, de farmacia, entre otros; mientras que roles como directores, jefes o ejecutivos registran un 5,5%; y cargos de profesionales un 3,1%.

Finalmente, el informe realiza diferentes recomendaciones, entre las que se destacan que el Estado trabaje en el diseño de estándares de calidad sobre cómo aplicar la normativa en torno a la inclusión laboral y ejecutar con estándares definidos los procesos de inclusión laboral para este colectivo. Además, se propone capacitar a los relatores que dictarán los cursos en los que participen personas con discapacidad, que puedan ajustar los contenidos y metodologías de enseñanza para los participantes, con la finalidad de que se sientan con la seguridad de abordar a esta población, con apertura en mirada, basada en el conocimiento y acercamiento con la temática.

Para más información, el Informe está disponible en el LinkedIn de Pacto de Productividad Chile

Comentarios


Donaciones