Actualidad

PRODUCTOS ECOLÓGICOS Y DEPORTIVOS LIDERAN IMPORTACIONES CHILENAS DURANTE LA PANDEMIA

Ruedas de abdominales, mat de yoga, balones de fitness, cuerdas de crossfit y barras de poledanceaumentaron su demanda en un 55%, mientras que composteras, bolsas ecológicas biodegradables y productos “verdes” para lavado y secado tuvieron un crecimiento de 50% y fueron los artículos más solicitados por nuestro país durante los primeros cinco meses de la cuarentena del COVID-19.

El encierro o distanciamiento físico que tuvieron que mantener los chilenos por la llegada del COVID-19 provocó diversos cambios de hábitos, que afectarondesde la forma de trabajar, las clases online, el hacer ejercicios e incluso el tipo de distracciones. En ese escenario, el interés sobre algunos productos migró hacia ciertos objetos de la mano de la pandemia.

Y si bien, los productos médicos y de limpieza fueron, obviamente, los más demandados en el período de confinamiento físico, los artículos deportivos y ecológicos, fueron los elementos que más incrementaron su importación desde Asia para responder a una significativa alza en la demanda de estos objetos.

Balones fitness, cuerdas de crossfit, set de elásticos, mat de yoga, la específica pesa rusa kettlebell e incluso barras de poledance, todos elementos deportivos, vieron aumentada su importación en un 55%; versus el mismo período del mismo año, época sin emergencia de salud mundial.

Por otro lado, objetos sustentables, ecológicos y reutilizables, como bolsas compostables de PLA (hechas en base a maíz), composteras, junto con productos de eficiencia energética para lavado y secado de ropa, vieron un incremento de un 50% entre 2019 y 2020, según arrojó una radiografía a las importaciones chilenas desde Asia desarrollada por SherpaB2B, startup nacional especializada en la compra y fabricación de artículos e insumos desde y haciael extranjero.

“Vimos un lógico crecimiento en la importación de productos relacionados al rubro de la salud e higiene, superior al 200%, debido al COVID-19”, explica Francisco Navarrete, cofundador de la startup, añadiendo lo que no esperábamos era ver un aumento sustancial en productos ecológicos y relacionados a actividad física, pensando en que se le estaba indicando a las personas a mantenerse al interior de sus hogares, detalla. Esto demuestra en cambio en los hábitos de consumo de muchas personas y empresas.

En este sentido, con más de 12 años de experiencia en el rubro, Navarrete indica que la tendencia de importaciones “está relacionado con la pandemia, por lo que las empresas se enfocan en satisfacer las necesidades que a los clientes les va generando la emergencia”; por lo que la tendencia que observan, con excepción de las fiestas de fin de año, es que se mantengan los actuales niveles de importación de elementos “aunque hemos notado un incremento en compras de tecnología, como tablets y parlantes, lo que no se esperaba a ese nivel”, afirma.

 

¿Importar? Chile exportó insumos médicos a China

SherpaB2B.com es una empresa que ayuda a otras compañías a llevar a cabo la fabricación e importación de su mercadería en Asia. Realizan todo el proceso, desde encontrar el producto, el desarrollo en las fábricas locales especializadas, hasta la última milla, aliviando toda la carga que implica importar desde cero de un país asiático, garantizado la alta calidad de los artículos que allá se desarrollan y con precios muy competitivos.

La empresa tiene la capacidad de encontrar el producto si es que existe o a su vez también poder desarrollarlo, en el caso de que lo primero no ocurra. Y esto fue algo que pusieron a prueba durante los primeros cinco meses de la pandemia, ya que incluso tuvieron que exportar a China y Singapur artículos médicos, ya que en los mismos mercados donde normalmente compran, estaban solicitando materiales de salud e higiene al quedarse sin materias primas.

“Normalmente nuestro trabajo es importar; pero en esta pandemia muchas cosas han cambiado. Habíamos logrado reunir un stock importante de diferentes insumos médicos y cuando en Asia se vieron necesitados de esos elementos, fue como ‘vamos’ y así hicimos el proceso inverso, vendiendo productos que originalmente se habían fabricado en China o Taiwán para ser adquiridos en Chile”, detalla Navarrete.

Comentarios


Donaciones