Ciencia y Tecnología

¿Qué es y cómo resguardar la identidad digital?

A la fecha más de 13 millones de personas cuentan con su ClaveÚnica, Asimismo, en Chile se registran más de 16 millones de usuarios activos en redes sociales, lo que representa el 83,5% de la población. Ambos, son ejemplos del uso de “Identidad Digital”.

No podemos negar que con las nuevas tecnologías y el contexto actual nuestra vida diaria está cada día más ligada al ciberespacio ya sea con actividades empresariales (por ejemplo con el teletrabajo); o actividades relacionadas a servicios (al realizar compras, transacciones bancarias, efectuar pagos de cuentas, etc.); acciones recreativas o de ocio (redes sociales, juegos en línea, música, etc.). Junto a ello, nuestros datos y, por ende, nuestra Identidad Digital está cada vez más expuesta. No es novedad decir que los riesgos a los que nos exponemos, aunque son muy diversos entre individuos y empresas, tienen en común el peligro de que el resguardo de nuestra información privada sea vulnerado, peor aún se robe nuestra identidad digital.

Pero ¿Qué es la identidad digital? En términos simples, la identidad digital es el medio con el que demostramos que somos quienes decimos ser en Internet. Como concepto, engloba aquellas acciones que identifican a un individuo en el ámbito del ciberespacio, como por ejemplo los usuarios en redes sociales, portales en Internet, cuentas de correo electrónico, perfiles en plataformas de pago en línea, etc. Dentro de este conjunto de actividades en Internet, la persona crea perfiles con cierta reputación y comportamiento en línea que es lo que finalmente se conoce como identidad digital.  Todo usuario de un sistema siempre tendrá una identidad digital, compuesta por credenciales (datos biométricos, contraseñas, etc.) que se construye con datos personales, lo que hace necesario que se autentique o se valide y por supuesto que se proteja de cara a su confidencialidad.

“En términos técnicos, la denominada Identidad Digital se construye y se gestiona a través de credenciales o atributos de la identidad asociadas siempre a un dato nominativo, de modo que un sistema informático y/o telemático -como lo son todas las actuales plataformas- pueda verificar de forma segura quién es la persona que está accediendo desde el otro extremo de la conexión”, señala Camilo Orellana, Sub gerente de seguridad operativa de la firma ciberseguridad NovaRed.

Seguridad y robo de Identidad Digital

 ¿Con quién estamos interactuando en Internet, quién está al otro lado de la pantalla?; ¿Qué grado de seguridad tiene un sitio web, un portal o una plataforma para saber quién es la persona que desde una dirección IP quiere ingresar?;  ¿Si creo un usuario y me autentico con mis credenciales asociadas, los datos personales involucrados se mantendrán “confidenciales” o la empresa, el banco, la universidad o el servicio público que los almacena no tienen la obligación de resguardarlos? Son preguntas que nos hacemos a diario. O al menos, deberíamos.

Y es que mientras más crecen las tecnologías digitales, la cantidad de información de los usuarios crece de forma exponencial. El mayor problema es que muchas veces no se sabe dónde está dicha información y, solo cuando el usuario sepa exactamente cuándo, dónde y en qué medida se recopila su información personal, podrá controlar su identidad digital y tomar medidas para protegerla. Por eso, es que la privacidad resulta primordial.

Asimismo, cada vez más hemos visto la suplantación o robo de identidad, que es cuando un ciberdelincuente robar información sensible, se apropia de una identidad ajena, ya sea de una persona o incluso de una organización, y con ella realiza algún tipo de fraude o actividad ilícita. “Los ciberdelincuentes tienen la capacidad de apropiarse de una identidad y con ella realizar acciones ilícitas. Además, pueden robar información confidencial y dañar la reputación de la persona u organización víctima del robo”, asegura Orellana.

Ejemplos uso de Identidad Digital en Chile

 Durante el primer semestre de este año en Chile el 93,1% de los trámites relacionados al Estado fueron realizados a través del canal digital, es decir, por Internet. Sólo un 6,3% se realizó presencialmente y un 0,6% mediante el canal telefónico y módulos de auto atención. Asimismo, a la fecha, más de 13 millones de personas cuentan con su ClaveÚnica (que en la actualidad es una “identidad digital” de los chilenos) y el 74% de los trámites del Estado se encuentran digitalizados y pueden realizarse con dicha clave.

Por otro lado, hasta inicios de este año, el país registraba más de 16 millones de usuarios activos en redes sociales, lo que representa el 83,5% de la población. Y cabe mencionar que, según el informe América Latina y Caribe: uso de redes sociales por país 2021 (realizado por el portal de estadísticas Statistas), Chile fue catalogado como el primer país de Latinoamérica con más penetración en las redes sociales.   Dichos ejemplos no son más que muestras claras de la importancia que ha tomado la Identidad Digital (ID) en la actualidad, la seguridad que merece y el futuro de ella.

Recomendaciones de seguridad

Los ciberexpertos de NovaRed recomiendan a los usuarios resguardar su identidad digital tomando medidas como por ejemplo, resguardar sus contraseñas y cambiarlas de forma cotidiana, es importante hacer hincapié todavía un 3% por ciento de los internautas sigue utilizando contraseñas como “123456” o “123456789”,  por lo que debemos crearlas de forma segura, utilizando números, letras y símbolos; estas deben ser de al menos 15 caracteres y de igual forma es recomendable generar una cadena de palabras sin relación entre ellas.

Es de suma importancia nunca usar información fácil de adivinar como nombres, fechas de cumpleaños, etc.  Por otro lado, se recomienda borrar los datos de contraseñas almacenadas, en los navegadores: esto asegurará de mayor forma su privacidad y de paso, evitará que sus datos sean utilizados por terceros para el envío de SPAM. Además, evitar el uso de redes de WiFi públicas por ser altamente inseguras.

En relación al acceso a sitios web, la recomendación es siempre digitar uno mismo la dirección a la que se quiere acceder en la URL. No se recomienda hacer clic directamente sobre los enlaces que llegan en correos electrónicos o RRSS ya que más del 60% de las empresas chilenas han visto un incremento considerable en los casos de phishing. Estos mismos han evolucionado, ya no es lo más importante revisar el candado que detalle “Https”, sino más bien revisar los caracteres de los sitios en el navegador web pues técnicas como el Punycode -cada vez más sofisticadas- permiten engañar a las personas.

El experto señala que “a simple vista pueden verse iguales, pero en realidad tienen una dirección web diferente que utiliza letras distintas de diversos alfabetos que tienen formas parecidas al nuestro. De este modo engañan a las personas que acceden creyendo que lo hacen al sitio deseado y no a uno falso”.

Finalmente, los ciberexpertos hacen un llamado a cuidarse de la sobreexposición en las plataformas en línea, como por ejemplo las redes sociales. Mantener los perfiles privados y evitar publicar información privada como direcciones, teléfonos, etc. Asimismo, configurar adecuadamente la información privada e ingresar la data mínima requerida. Y por supuesto, leer las políticas de privacidad de aplicaciones y plataformas de Internet antes de aceptar las condiciones en relación al uso de datos, pues en gran parte de los casos, dice –y uno acepta- que estos pasan a ser de la empresa.

Para abordar esta temática y, en el marco del evento de ciberseguridad “NovaRed Security Workshop”, el día 23 de septiembre se llevará a cabo una charla de forma on line titulada “El Futuro de la Identidad Digital” impartida por Ricardo Spenser, Security Sales Executive de Micro Focus.  La actividad es gratuita previa inscripción en la landing www.nsw2021.cl

Comentarios

Donaciones