Actualidad Mujeres Noticias Salud

Salud mental femenina

Durante marzo se conmemora el día internacional de  la mujer, la ocasión es una oportunidad para reflexionar sobre su rol en el ámbito laboral; una instancia para proponer y debatir  sobre la calidad de vida de las mujeres trabajadoras, las oportunidades de trabajo y su incorporación en áreas que antes estaban reservadas solo para hombres.

Según el estudio radiografía de cambio social 2016-2022, que analiza cómo ha evolucionado el tema de la salud mental en Chile, muestra diferencias considerables. Por ejemplo, en 2021, el 27% de las mujeres presentaron síntomas depresivos moderados a severos, mientras que, en los hombres, este porcentaje fue solo de un 9,6%.

Aunque una de cada cinco mujeres puede padecer depresión en algún momento de su vida, mayor número de diagnósticos de depresión, ansiedad, más frecuencia de visitas de atención y consumir más psicofármacos que los hombres, estas estadísticas se explian según los expertos,  por factores distintos a la salud y no necesariamente porque padezcan más enfermedades que los varones.

Distintos estudios han mostrado una multiplicidad de factores que puede explicar la desigualdad de género en la salud mental. Una de las más importantes, es que son más proclives a consultar e ir a consulta con especialistas, por otra parte, está el modelo biomédico tradicional, que se explica por las diferencias biológicas, como lo es el sistema hormonal que varía a lo largo de la vida en las mujeres.

El psiquiatra experto en trastornos del ánimo y director del Centro Clínico del Ánimo y la Ansiedad, Raúl Sánchez, indica que “son varios los procesos involucrados en la propensión de las mujeres a la depresión: está la predisposición genética, las fluctuaciones hormonales y una sensibilidad a las hormonas en los sistemas cerebrales que median los estados depresivos”.

Es por esto que la incidencia de la depresión en mujeres aumenta alrededor de épocas de cambios hormonales, como puede ser la adolescencia, el embarazo o menopausia.

Existen factores sociales asociados al género que las hace más vulnerables porque suelen enfrentar mayores niveles de estrés por tratar de conciliar  la carga de trabajo laboral y familiar.

Según el psiquiatra, “las mujeres suelen sufrir más estrés y ansiedad en el trabajo, es fundamental que las empresas y las instituciones promuevan un entorno laboral saludable, que se destinen recursos y se capacite al personal para identificar y tratar los problemas de salud mental en las mujeres trabajadoras».

La mujer ha ido ganando terreno en el mundo laboral en las últimas décadas, pero todavía existen importantes desigualdades en cuanto a las condiciones laborales y la discriminación de género. Según el especialista, estas desigualdades pueden tener un impacto negativo en la salud mental de las mujeres, por lo que destaca la necesidad de prestar atención a este aspecto para garantizar su bienestar y su pleno desarrollo profesional.

 

Comentarios

Donaciones

Cybermonday 2022