Opinión

Emprender sin fronteras

Por Rubén Hernández, cofundador de Devlabs

Hoy, gracias a la transformación digital, hemos visto surgir muchos talentos relacionados
al desarrollo de soluciones tecnológicas. Emprendedores que vieron en el mundo digital
una oportunidad de negocio y de estrategia para mejorar un problema e impactar y
realizar transformaciones profundas de cualquier aspecto, ya sea dentro de la educación,
agricultura, finanzas, salud etc.

Para poder crecer es fundamental salir al mundo. Con la experiencia adquirida de resolver
problemas en tu país, puedes llegar a solucionar los de cualquier otro. Lo importante es no
solo identificar la demanda, tener un buen plan de negocios, usar la tecnología, realizar
buenas prácticas y contar con un excelente equipo; sino que también es esencial buscar
oportunidades de crecimiento, para lo cual existen fondos que invierten en startups en
etapas tempranas, los que no solo otorgan recursos, sino que también asesorías y la
posibilidad de acceder a importantes redes como Silicon Valley.

Silicon Valley es el ecosistema emprendedor más importante a nivel mundial y es el lugar
preferido para los inversionistas, puesto que conviven las grandes empresas con diversas
startups y talentos calificados que, junto a incubadoras, aceleradoras y fondos de
inversión, generan una gran sinergia y se potencian los unos a los otros.

En Chile contamos con fondos de inversiones que conectan a emprendimientos con Silicon
Valley y exportan su mentalidad, entregándoles, además del capital, un acompañamiento
global, networking, alianzas y nuevos talentos para hacer crecer su negocio desde
cualquier parte del mundo.

Un inversor debe acompañar los deseos y anhelos de los emprendedores que quieren ver
un mundo distinto, impactado en lo social y económico, no solo en las startups, sino en la
vida de millones de personas.

Es alguien que más allá de financiar, entiende lo que es invertir en una etapa temprana en
emprendedores con una manera diferente de ver el mundo, porque también tiene esa
mentalidad y quiere aprovechar el internet y el desarrollo de softwares para solucionar
problemáticas tan importantes como el acceso a la comida, a la atención médica, a la
educación de calidad y a otros rubros.

Desafíos como estos existen en todo el mundo y estos talentos pueden resolverlos más
allá de sus países si deciden emprender sin fronteras.

Comentarios