Actualidad Tecnología

Phishing y ataques a dispositivos móviles presentan un alza tras inicio del Coronavirus

En medio de la situación de salud mundial, abundan correos electrónicos con noticias de último minutos; enlaces con supuestas medidas de precaución, entre otros, que según afirman los expertos, en parte importante podría deberse a estafas cibernéticas

El incesante crecimiento en el uso de dispositivos móviles y la constante sofisticación de los ciberataques, pone en riesgo la información sensible tanto de usuarios como de organizaciones.

Ya lo vimos en octubre de 2019 cuando, tras el “estallido social”, los incidentes de ciberseguridad presentaron un alza, en su mayoría en los casos de Phishing, Ataques de Denegación de Servicio (DDos), Ransomware, entre otros.  Actualmente, con la pandemia que estamos viviendo mundialmente con el Coronavirus, la situación vuelve a repetirse, esta vez a nivel global.

Según los expertos en ciberseguridad de la empresa NovaRed, el Internet y las redes sociales han tomado un lugar prioritario para mantenerse informados y comunicarse con otros y es, justamente ese motivo, lo que puede generar un riesgo mayor para la población si es que no se está alerta y se toman las precauciones adecuadas en lo que a ciberseguridad se refiere. Y es que las amenazas del tipo phishing continúan siendo una de las principales formas de propagación de ciberataques por parte de los ciberdelincuentes.  “Los hackers suelen aprovechar este tipo de ocasiones para realizar sus estafas que consisten en enviar enlaces maliciosos y solicitar datos de los usuarios; suplantando la identidad de otra persona o entidades, como el Minsal o la OMS. Considerando que en las últimas semanas abundan los enlaces vía RRSS, videos y correos electrónicos con información sobre el COVID-19; correos de suscripción a sitios web de noticias verificadas (intentando combatir la proliferación de las “fake news”), los usuarios deberían tener especial cuidado”, señaló Miguel Pérez, CEO de la multinacional.

Dispositivos móviles en la mira

Tomando en cuenta que los dispositivos móviles se han situado como uno de los principales objetivos de ciberataques para 2020 -por la rápida evolución del mercado y de las aplicaciones registradas en 2019, así como su extensa utilización para comunicaciones móviles tales como redes WiFi o conexiones Bluetooth. Así como también, por los nuevos avances tecnológicos que se esperan para este año, como  las nuevas capacidades de conexión a redes Wi-Fi con soporte para WPA3 o la inminente adopción de las redes móviles 5G- es que las alertas deben encenderse.

Para 2019 se preveía un aumento del 35% en los ataques a dispositivos móviles y para este 2020, los expertos de NovaRed estiman un aumento de un 50%.  El problema es que a estas alturas, aún el 90% de los usuarios de aparatos móviles no mantiene una solución de seguridad para su equipo.  Problema que aumenta si se considera que los ataques no solo se dirigen a los usuarios de los dispositivos, sino que también a las organizaciones que comparten vínculos corporativos con sus trabajadores. Y es que las estimaciones señalan que en una de cada cinco empresas los trabajadores acceden a información corporativa a través de sus propios dispositivos móviles.

Lo anterior, sumado a las crecientes vulnerabilidades de software y/o tráfico malicioso, y la mayor sofisticación de los ataques de hackers, las compañías tienen el desafío y el deber de resguardar sus datos, ya que en muchos casos esos no sólo les pertenecen a ellos, sino que también comprenden información de clientes. Desde NovaRed señalan que la prevención es la clave y recomiendan a las organizaciones a educar a sus colaboradores para una navegación segura, evitando URLs y correos electrónicos sospechosos. Asimismo, enfatizan en el resguardo que deben tener los usuarios al conectarse a redes de WiFi públicas o de terceros, si es que se está trabajando con información corporativa sensible o con datos personales sensibles (como acceso a instituciones financieras, transferencias electrónicas, etc.). Y por supuesto, los expertos recomiendan siempre mantener soluciones de seguridad instaladas en los dispositivos como antivirus y antimalwares, y su constante actualización.