Opinión

POSICIÓN DE ODECU RESPECTO A LA VENTA DE MEDICAMENTOS SIN RECETA EN ESTABLECIMIENTOS DISTINTOS DE LAS FARMACIAS

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile, ODECU, apoya la propuesta de permitir la venta de fármacos y medicamentos que no necesitan receta, OTC, en otros establecimientos debidamente autorizados, además de en las farmacias.

ODECU sostiene que éste no es sólo un problema médico, sino, especialmente, un problema ciudadano, en el que están en cuestión el acceso a ciertos medicamentos y la apertura de posibilidades para el libre ejercicio del derecho a elegir, y el deber del autocuidado.

Sostenemos que los ciudadanos, junto con ejercer soberanamente sus derechos, están perfectamente capacitados para hacerlo con responsabilidad y criterio. Los consumidores que adquieren estos productos en farmacias son personas adultas, y no necesitan la tutela de nadie para tomar decisiones sobre sus respectivas vidas.

Sabemos también que a algunos profesionales de la salud les cuesta aceptar esta circunstancia y temen que una medida de esta naturaleza pueda redundar en un aumento de las intoxicaciones por el mal uso de estos medicamentos. Entendemos sus aprehensiones. Sin embargo, hoy podemos encontrar la venta de medicamentos en ferias libres y en comercios no autorizados, sin el resguardo de las medidas mínimas necesarias para su correcto almacenamiento, y lamentablemente, estas prácticas difícilmente pueden ser fiscalizadas en su totalidad.

La venta de medicamentos y fármacos que no requieren receta médica, en supermercados y otros establecimientos autorizados, busca garantizar la calidad y el acceso en forma regulada y supervisada.

Por otro lado, hay que recordar y destacar que la propuesta no incluye a los medicamentos con receta, ya que en este caso se requiere la supervisión obligatoria de un profesional de la salud, y deben ser expendidos en establecimientos especializados, como las farmacias.

Entonces, a nuestro juicio, la acción de vender o no medicamentos en establecimientos que no sean farmacias, no implica un problema de salud o sanitario. De ser así, debería considerarse en la misma dimensión la venta de alcohol, tabaco, o de venenos, como los raticidas, de manera libre y abierta, sin la prescripción ni la supervisión de un profesional de la salud.

El problema que sí existe es de acceso a los medicamentos, y a una real competencia en sus precios,   (ver estudio aquí) esto para los que no necesitan receta, como a los que sí la necesitan. Una iniciativa que ha contribuido a solucionar en parte esta problemática es la creación de farmacias populares ligadas a municipios, las que alcanzan actualmente más de 140 establecimientos.

El acceso a los medicamentos de venta sin receta puede resolverse permitiendo su comercialización en establecimientos debidamente autorizados, además de en las farmacias.

Comentarios

Donaciones

Cybermonday 2022